De Lima a Alaska

El Inicio



Aproximadamente en el 2006 o 2007 leí un libro sobre un par de chicos que querían romper un record viajando desde el punto más extremo sur posible hasta el punto más extremo norte posible del continente americano. La verdad es que no recuerdo el nombre del libro y honestamente, como libro, no fue la gran cosa. Sin embargo, me inspiro a intentar algo parecido. En esa época vivía en Nueva York con mis padres, hermana y mi novia de esa época. Yo tenía un Mercedes Benz 240D del 81 diesel que había convertido a que funcionara con aceite vegetal reciclado (aceite de cocina). El plan inicial era viajar desde Nueva York hasta Alaska con mi hermana y novia en ese carro.
Qué pasó? La vida pasó. Ninguno de nosotros le puso el suficiente empeño o tiempo a todo lo que significaba hacer ese viaje.

Con el tiempo la idea se olvidó. Mi hermana empezó a estudiar en la universidad, yo regrese a vivir al Perú y mi novia dejó de ser mi novia. En Lima dejé que la vida siguiera su rumbo, pero siempre manteniendo la idea de ir algún día a Alaska. Hasta que un día me pregunté por qué no podía hacerlo mochileando y desde el Perú. Siempre escuché sobre gente que viaja ilegalmente a los EEUU. Entonces, si ellos pueden hacerlo sin papeles… yo por que no podía hacerlo con todo en regla. Adicionalmente, ya había terminado mi carrera y me había titulado. Ya estaba estudiando una segunda carrera, haciendo pequeños negocios para sustentarme y parecía que mi vida seguiría el rumbo natural de cualquier hombre comenzando sus 30’s. Tenía una novia la cuál posiblemente se podría volver algo más (esposa), seguido por todas las responsabilidades que el matrimonio y la vida de familia me darían. No le huyo a eso, sé que llegará el momento… pero aún no.

Quiero ver que hay más allá, ver lo que el resto no ha visto.
Una vez que me confirmaron la visa a los EEUU, decidí que ya era el momento y empecé con la planeación hasta que llegó el día. Después de pasar unos meses encargándome de mis cosas (vendiéndolas, regalándolas, botándolas o guardándolas), tomé un taxi desde mi casa a una estación de bus en el centro de Lima. Ese fue el único momento en el que tuve miedo de empezar esto, el único momento en el que consideré que podía estar loco. Al llegar a la estación me esperaba Jacky, mi novia. Los dos estábamos tristes porque nos separábamos, pero era algo que los dos supimos que iba a pasar casi desde que empezamos a salir. La verdad, tuve que juntar un poco de fuerzas para subirme a ese bus que me llevaría al norte.

Por la ventana de mi asiento la podía ver a mi novia parada donde se quedaba la gente que iba a despedir a los que se iban. Estaba ahí parada, toda blanca ella, con su cabello ondulado, sus ojos grandes y húmedos por las lágrimas. Veía como se iba el bus mientras lloraba y sostenía el pequeño panda de peluche que le acaba de regalar. Nos dijimos adiós con las manos y ella me mandó un beso volado.

Unos días después terminamos y no he vuelto a saber de ella.

Ayúdame a seguir ...

Ya saben como se inicio todo, les seguiré contando toda mi travesía, pero como saben este cyber-espacio no es gratuito y si puedes apoyarme a mantenerlo te lo agradecería mucho.

Ultimos Posts

KM 2681 Cali, Colombia

KM 2681 Cali, Colombia

Crucé la frontera alrededor de las 8pm. El oficial de migraciones era muy mala gracia y al hacerle una pregunta me dijo “A ver, aquí yo hago las preguntas y usted responde”. Yo solo pensé en Pablo Escobar y la serie Narcos, así que calladito me quedé. Me pusieron con otro y me preguntó si había estado en África. Le dije que no últimamente, y […]

Leéme 5.385 Comentarios
KM 1964 Quito, Ecuador

KM 1964 Quito, Ecuador

Estaba muy cansado después de pasar casi todo el día bajo el sol en Guayaquil, así que prácticamente me desmayé apenas tomé mi asiento en el bus a Quito. Cuando me dí cuenta era un poco más de las 5 am, hacía un frío horrible y ya todos se estaban bajando del bus. Habíamos llegado a Quito y recién me daba cuenta. Mis planes en […]

Leéme 4.795 Comentarios
KM 1543 Guayaquil, Ecuador

KM 1543 Guayaquil, Ecuador

El bus salió de Máncora a tiempo y la verdad es que era un buen bus (al menos mejor de lo que esperaba). Llegamos alrededor de media noche al cruce fronterizo con Ecuador. La verdad, estaba muy emocionado. Aunque haya salido muchas veces del Perú, esta vez era muy distinto. La frontera real entre el Perú y Ecuador es una frontera viva. Eso quiere decir […]

Leéme 6.006 Comentarios

Le di un sorbo a mi pisco sour, lo puse sobre la barra y volteé a ver a mi amiga diciéndole “Ya lo decidí, lo voy hacer. Voy a vender todo y me voy.” Fue ese día, en la barra de mi bar favorito, que decidí hacer algo que había “planeado” por mucho tiempo… viajar de Lima a Alaska por tierra.

Estaba en el momento adecuado en mi vida. Había terminado la carrera, la tesis y su sustentación, estaba a la mitad de mi segunda carrera, había terminado con mi última novia seria hacía algún tiempo ya trabajaba desde casa y básicamente solo vivía en ese círculo.
Fue así que decidí empezar las preparaciones para irme y concretar el plan que había estado en mi mente desde que leí un libro sobre un viaje desde la Patagonia hasta Alaska hace muchos años.

Empecé a organizar mi partida tramitando la visa a los EEUU (vencía relativamente pronto) y dejando todos mis asuntos en orden. Dejé el lugar donde vivía, vendí mis dos autos y casi todo lo que poseía. Sin embargo, no había resuelto como iba a dejar a mi abuelo. Él no dependía de mí, al menos no en el sentido económico. Sin embargo, yo siempre fui muy cercano a mis abuelos paternos y mi abuelo era el último que quedaba. El falleció en los últimos días del 2015, yo estuve ahí.

Aunque fue muy triste para todos, en cierta forma creo que nos permitió a varios miembros de la familia poder continuar con nuestras vidas. Él tuvo una larga, productiva e interesante vida… ahora me tocaba a mi salir a buscar aventura.

Aventura! A veces creo que no sabía lo que buscaba al irme, pero si algo que pensé que probablemente encontraría, sería eso… y vaya que lo encontré.

Unos 5 meses después de decidirlo “oficialmente”, todo estaba listo y salí de mi casa. Ese 21 de Marzo del 2016 tome un taxi desde la puerta de mi casa a la estación de buses y empecé lo que se volvería la aventura de mi vida… solo que aún no lo sabía.

Contáctame