Sobre mí

Salí de mi casa en el Perú un 21 de Marzo con destino a Alaska. Es un viaje que siempre soñé hacer, pero por mil y un cosas no me atreví hasta ahora. Básicamente vendí, regalé o boté el 90% de mis bienes materiales. Con ese dinero pagué unas deudas y con lo que quedaba (y lo que entrara en mi mochila) fui a la estación de buses y tomé un bus al norte. Deje a todo y a todos atrás sin saber cuándo o si es que volvería.

Hasta la fecha he recorrido miles de kilómetros en muchas formas de transporte, he pasado hambre, he comido un montón, he compartido mi poca comida con gente que tenía menos comida que yo, he dormido en el piso y en las mejores camas, en los barrios más peligrosos y muchos de los más lujosos, me han robado y también me han regalado muchas cosas, me enamorado perdidamente, he aprendido a dejar ir, he cruzado fronteras con unos dólares en el bolsillo, me ha dado Dengue y Zika. Viajando aprendí que a donde te diriges no es el destino, pero el destino está en el aquí y el ahora… mi destino es todo este largo camino. Ahora he conocido por primera vez lo que es la completa y genuina felicidad varias veces y sin un centavo de por medio. Me he dado cuenta que, finalmente, por primera vez en mi vida soy libre.

Yo soy un chico de lo más común y corriente. Alguien típico de mi edad, soltero y sin hijos. Alguien que analizaba mucho las cosas antes de hacerlas, muy estresado y preocupado. Ya no lo soy… soy otro Ricardo y solo viajando lo pude descubrir.

En el camino me encanta conocer personas nuevas y generalmente les interesa conversar sobre mi viaje. Cualquiera que esté en mi ruta y quiera invitar unas chelas o a comer algo… más que encantado!

Me he dado cuenta que hay mucha gente que disfruta de mis viajes, fotos y relatos… y quieren ayudarme a continuar mi camino. Así que espero que disfruten de esta página y de esta parte de mi vida tanto como yo lo hago.